En este segundo nivel se abordan aspectos más avanzados de la performance  a lo largo de dieciséis temas y más de 200 vídeos explicativos, tales como el uso de instrumentos musicales y procesadores de efectos, tanto virtuales como físicos, así como el uso de cajas de ritmos como alternativas a las estaciones de trabajo (DAW) para desarrollar directos más complejos.

Con ellos se puede desde interpretar acompañamientos musicales a crear patrones de percusión durante la misma actuación, y enriquecer esa interpretación musical con las modulaciones de parámetros que podemos llevar a cabo desde controladores MIDI.

Asimismo el curso se centra en la mezcla y el uso de unidades de efectos, ya sean físicas o virtuales, con las que procesar la señal de audio, poniendo el énfasis en las unidades basadas en el muestreo (como los troceadores y loopers) y en síntesis (como los vocoders y moduladores RM/FM). Por último este nivel aborda aspectos más avanzados de las configuraciones para el directo, como la sincronización de equipos usando códigos de tiempo.

 

¿Qué obtienes con el curso?

Unos conocimientos sólidos avalados por profesionales con experiencia. En particular podrás

  • Integrar las cajas de ritmos en tu repertorio, ya sea lanzando secuencias o creando tus bases con ellas
  • Añadir instrumentos y controladores musicales a tu performance
  • Manejar la mezcla y los procesadores de una forma creativa y musical, tanto sobre bases pregrabadas como sobre instrumentos o señales en vivo
  • Usar loopers, vocoders y otras unidades de proceso basadas en el sampling y la síntesis.

Además si realizas de forma satisfactoria todas las sesiones y contenidos te enviamos un diploma acreditando tu paso por el IMEB

 

¿A quién va dirigido?

A todos aquellos que hayan cursado el primer nivel de Performance o que ya dispongan de un repertorio de temas preparado para el directo con bases pregrabadas pero que quieran profundizar en las técnicas y dispositivos para el directo.